Bill Millin, el gaitero de Sword

Bill Millin, gaitero personal de Lord Lovat, subió la moral de las tropas que habían desembarcado en Normandía y posteriormente en el Puente Pegasus al tocar canciones con su gaita desafiando el fuego enemigo durante el Desembarco de Normandía

Bill “Piper” Millin nació en Regina, Canadá, el día 14 de julio de 1922. Su padre, de origen Escocés, regresa a Glasgow para ejercer de policía cuando Bill cumple 3 años. Crece en el distrito de Shettleston y se alista en el Ejército Territorial en Fort William, Escocia, en donde su familia se había desplazado. Empieza a tocar en las bandas de gaiteros de Highland Light Infantry y Queen’s Own Cameron Highlanders. Pero no es hasta el mes de mayo de 1944 que se empieza a formar el mito del Gaitero de Sword, cuando Lord Lovat le propuso incorporarse a una Brigada de Comandos que estaba formando en el Castillo Escocés de Achnacarry. Aunque las ordenanzas del British War Office prohibían que los gaiteros condujeran tropas al combate, Lord Lovat estaba empeñado en llevarse consigo a Bill. El motivo era que durante la Primera Guerra Mundial esta práctica había conducido a muchos de ellos a una muerte segura ya que los alemanes los veían como unos iconos que subían la moral de las tropas en combate. El British War Office determina que han de quedarse en posiciones de retaguardia, algo que Lord Lovat no está dispuesto a consentir en su caso: “Tu y yo no somos Ingleses, somos Escoceses, por lo que esta ordenanza no nos aplica”.

 

Bill Millin tocando para sus compañeros

Así pues, el 6 de junio de 1944, sube a su lancha de desembarco vestido con un kilt y armado tan solo con su gaita y con el típico puñal Sgian Dubh. Las tropas Británicas llegan a la orilla de Sword y nada más bajarse el portón, Lord Lovat le pide que toque “Highland Laddie”. Bill empieza a caminar por el agua hacia la playa bajo fuego enemigo y las únicas preocupaciones que tiene en ese momento son evitar que se moje la bolsa de su gaita y tocar bien fuerte por encima del ruido de la batalla. En una entrevista posterior decía “No pensaba en que me iban a disparar, ya que cuando eres joven, haces cosas que no te atreverías a hacer cuando eres mas viejo “. Las escenas que tiene que contemplar son durísimas. El soldado que desembarca junto a él recibe un disparo en la cara y muere en el acto, barrándole con su cuerpo el paso. Cuando llega a la playa, se dirige hacia un muro bajo desde donde contempla horrorizado como un tanque alemán pasa por encima de un grupo de soldados heridos. En ese instante, se dirige a Lord Lovat y éste le pide que se mueva arriba y abajo de la playa tocando “Road to the Isles”. Y así lo hace. Años después Bill tiene ocasión de encontrarse con varios soldados alemanes que estaban defendiendo posiciones en Sword y le comentan que no dispararon porque pensaban que estaba loco. Uno de los comandos que desembarcó junto a él dijo posteriormente: “Nunca olvidaré la visión de Bill tocando la gaita”.“Nos hizo sentir orgullosos y nos trajo recuerdos de nuestro hogar y del porqué estábamos allí luchando por nuestras vidas y las de nuestros seres queridos”.

 

Bill Millin desembarca en Normandía

Una vez tomada Sword, Lord Lovat se subió a un tanque y prosiguió camino hacia Caen en donde había acordado encontrarse con el Comandante de la 6ª División Aerotransportada a las 12:00h. Bill le siguió en otro mientras tocaba Blue Bonnets Over The Border. El camino hacia el interior estaba lleno de francotiradores y cuando se dirigían desde Ouistreham hacia Bénouville, Lord Lovat abatió a uno que les hostigaba y que estuvo a punto de matar a Bill. Precisamente en esa población se encuentra el Puente Pegasus, objetivo aliado de la llamada Operación Tonga, y en el que también se escuchó a Bill anunciando con su gaita la llegada de refuerzos a los hombres que defendían sus posiciones desde hacía varias horas de varios ataques alemanes. Este hecho fue inmortalizado en la película El día más largo del año 1962 y su personaje fue interpretado por el gaitero oficial de la Reina de Inglaterra, Leslie Laspee. El motivo por el que no pudo interpretarse a si mismo es porque Lord Lovat, que ejercía de asesor de la película, consideró que Bill había aumentado bastante de peso debido a su trabajo en un pub como camarero. Siguió asistiendo a los homenajes anuales que se hacían en Normandía y tocó la gaita en el funeral de Lord Lovat, en el año 1995. Bill murió en un hospital de Torbay del día 17 de agosto de 2010 y tres años más tarde, El 8 de junio de 2013 se inaugura una estatua en su honor en la playa de Sword.

Monumento dedicado a Bill Millin

Fuente de las fotografías: wikipedia.org, thetimes.co.uk

El 8 de febrero 2016 narramos un resumen de esta anécdota en el programa Tarda de Radio, en el que colaboramos asiduamente. Podéis escucharla accediendo a este enlace.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: