La misión de los Monuments Men

Los Monuments Men fueron un grupo de voluntarios del ejército aliado que tuvieron la misión de velar por las obras de arte durante la SGM

La historia de los Monuments Men es la historia de un grupo de hombres y mujeres, que en su mayor parte proceden del mundo de la cultura y del arte y que se presentan de forma voluntaria para pertenecer a una unidad formada por el ejército aliado y cuya misión es la de proteger todos aquellos bienes culturales que a medida que los aliados van recuperando terreno, van apareciendo. Aunque han habido excepciones como las evacuaciones de la Mona Lisa y la Balsa de la Medusa del museo del Louvre en París, los nazis han saqueado todo el arte que han podido de aquellos territorios que han ido conquistando y el trabajo de los Monuments Men es el de salvaguardar las obras en los territorios que están en guerra, recuperarlas y restaurarlas. Sus profesiones en la vida civil (restauradores, profesores de arte, arquitectos, directores de museos, artistas… etc les facilita su tarea. Hombres como George Stout, James Rorimer, Walter Farmer o Laurence Sickman formaron parte de sus filas y contribuyeron a la recuperación de todo este tesoro artístico.

El nacimiento de la MFAA

El The Monuments, Fine Arts, and Archives (Programa de Monumentos, Bellas Artes y Archivos) nace de la preocupación que hay por la integridad de las obras de arte que se encuentran en los territorios donde se desenvuelve el conflicto. El día 23 de junio de 1943, el presidente americano Franklin D. Roosevelt crea la llamada Comisión Roberts (el nombre lo toma de su presidente, el juez del Tribunal Supremo Owen J. Roberts) y le encomienda el preservar los bienes culturales en las zonas de guerra (Europa, Mediterráneo y Lejano Oriente), siempre que el desempeño de sus funciones no interfiera en modo alguno con las operaciones militares que hayan en curso. Una vez que se da el pistoletazo de salida, la MFAA se instala en la National Gallery of Art, situada en Washington D.C y empieza a elaborar listas de obras de arte y sus ubicaciones para hacérselas llegar a las unidades que están en dichas zonas, encomendándoles su protección.

Metodología de los Monuments Men

Se podría decir que los Monuments Men trabajaban sin un orden que regulara sus actividades. Hasta aquel momento, el hecho de preservar los bienes culturales por parte de un ejército era novedoso. El que se tuviera en cuenta el contenido cultural que se hallaba en los territorios en los que se movían las tropas era algo desconocido. El General Eisenhower había dado órdenes explícitas en este sentido a sus comandantes, prohibiendo el saqueo o expolio de las obras, la destrucción de las mismas o el establecer a las tropas en lugares que tuvieran una gran importancia cultural. Así pues, los Monuments Men contaban con la colaboración de los ejércitos a los que acompañaban en el frente. Eran un grupo poco numeroso para la tarea que se les había encomendado puesto que estaba formado por unos 345 hombres y mujeres de trece nacionalidades diferentes. No se les había dado ninguna directriz para la conservación de las obras y la formación con la que contaban era la que ellos mismos poseían en su vida civil, por lo que en muchas ocasiones tenían que evaluar las situaciones y tomar decisiones basadas en su propia experiencia y no en una metodología común. Al principio de su creación, cuando aún no se había llegado a recuperar territorio ocupado, el principal desempeño que tenían era el de intentar localizar las iglesias, los museos o cualquier monumento importante y advertir de su existencia a las tropas que tenían como misión la toma de cualquier ciudad o pueblo, con la idea de dar a conocer su situación para minimizar los daños que pudiera recibir.Cuando los monumentos habían sufrido daños, emprendían los trabajos para que fueran restaurados de forma temporal hasta que la situación del conflicto fuera la idónea para una restauración definitiva. A medida que se recuperan territorios la principal misión que tienen es la de recuperar obras de arte robadas.

Tras las huellas del arte

Así pues, tenemos innumerables ejemplos del trabajo que realizaron los Monuments Men. Durante la campaña italiana, los alemanes utilizan la ciudad italiana de Florencia como centro de distribución de pertrechos y alimentos debido a su privilegiada situación. Los pilotos aliados fueron instruidos con planos y fotografías aéreas suministradas por la MFAA para evitar daños en las incursiones aéreas. Pero el trabajo por el que han sido reconocidos mundialmente ha sido sin duda alguna por la recuperación de depósitos en los que los alemanes almacenaban gran cantidad de obras de arte sustraídas durante la ocupación. En Alemania se recuperan cerca de 1500 de estos depósitos que contienen obras de arte tanto robadas como evacuadas de los museos alemanes: Los más famosos son las minas de sal de Merkers (en donde se encuentra oro perteneciente al Reischbank y cerca de 400 obras de arte), el Castillo de Neuschwanstein (en donde se encuentran más de 6000 objetos que incluyen oro, joyas, muebles y obras de arte robadas en Francia), las minas de sal de Altaussee, en Austria (en donde se almacenaban más de 6500 obras de arte).

Finaliza la guerra

Poco antes de finalizar la guerra en Europa, en el mes de mayo de 1945, el Teniente Coronel Geoffrey Webb es consciente de la gran cantidad de obras de arte que van apareciendo y ve la necesidad de crear almacenes en los que se vayan depositando. Eisenhower da las órdenes precisas y se crean dos almacenes centrales (en las ciudades alemanas de Munich y Wiesbaden) y varios secundarios (Bad Wildungen, Heilbronn, Marburg, Nuremberg…etc). En este punto, ya podemos decir que la experiencia acumulada por los Monuments Men hace que se cree un protocolo para recepción de las obras. Todas ellas siguen el mismo proceso para entrar en los almacenes: Se graban y fotografían, se evalúa su estado y se incluye en un inventario, cuyo objetivo es el de identificarlas para poder ser devueltas a sus legítimos propietarios. En algunos casos es sencillo ya que la obra es muy conocida y no hay dudas sobre su procedencia. En otros casos, el trabajo se complica, puesto que sus legítimos propietarios están en paradero desconocido o han fallecido. Una vez finalizado el trabajo, los Monuments Men regresan de nuevo a sus hogares, en donde aprovechan esta experiencia para ponerla a disposición de muchas  instituciones tan importantes como el MOMA, el Museo de Arte de Cleveland, el Ballet de la Ciudad de Nueva York, Fondo Nacional de las Artes, etc.

Recientemente se han encontrado en un apartamento de Munich 1500 obras de arte que fueron sustraidas durante la Segunda Guerra Mundial y que fueron creadas por artistas como Picasso, Chagall o Matisse. También un periodista austriaco ha puesto en tela de juicio el papel de los monuments men en la liberación de la mina de sal de Alteussee. La fundación de los Monuments Men ha devuelto a un museo alemán tres obras de arte sustraídas por un mayor americano que dijo haberlas ganado en una partida de póker.

Fuente de las fotografías: spiegel.de, wikipedia.org, monumentsmenfoundation.org

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: