El bosque de Katyn

En el bosque de Katyn se produjo una de las matanzas más conocidas de la Segunda Guerra Mundial

El día 13 de abril de 1943, la Agencia Alemana de Noticias divulga el descubrimiento de unas fosas comunes por parte de un oficial alemán de la Wehrmacht llamado Rudolf Christoph Freiherr von Gersdorff en la localidad  de Gneizdovo concretamente en el bosque de Katyn, a 18 kms de Smolensk, en la carretera que une las localidades de Smolensk con Vitebsk. A partir de ese momento, el mundo conoció la que fue llamada matanza de Katyn.

Fosas en el bosque de Katyn

fuente de la fotografia: es.wikipedia.org

Antecedentes de Katyn

En septiembre de 1939, después de la firma de un pacto secreto entre los gobiernos rusos y alemán, el ejército soviético entra en Polonia. El contenido de ese pacto era la partición de Polonia entre las dos naciones firmantes. Así pues, una vez los rusos entran se suceden las detenciones de oficiales del ejército polaco, intelectuales, policías, reservistas. Stalin ordena a Lavrentri Beria la creación de campos de concentración para alojar a los prisioneros y el día 19 de septiembre de 1939 se constituyen formalmente. Estos campos fueron los siguientes: Jukhnovo, Yuzhe, Kozelsk, Kizelshchyna, Oranki, Ostashkov, Putyvli, Starobielsk, Vologod y Gryazovets.

Los campos se van llenando y el día 5 de marzo de 1940, Beria y otros cuatro miembros más del Politburó soviético firman la orden de ejecución. Acto seguido durante  los meses de abril y mayo de 1940, se realizan los transportes de unos 4000 prisioneros desde el campo de Starobielsk, 4500 prisioneros de Kozielsk, unos 6000 prisioneros Ostashkow y unos 7000 prisioneros de Bielorrusia y Ucrania para ser ejecutados. Sólo se salvan 395 prisioneros trasladados del campo de Yuknov a Gryazovets. El único día en que no se realizaron ejecuciones durante ese periodo fue el 1 de mayo.

Vasili Blokhin y Las ejecuciones

Vasili Blokhin, verdugo del NKVD ejecutó personalmente a unos 7000 prisioneros. El prisionero era conducido a una celda de color rojo conocida como celda leninista para poder ser identificado. Una vez hecho esto, se les esposaba y trasladaba a la celda contigua, ya preparada para hacer las ejecuciones. Esta celda estaba aislada, con el suelo en pendiente y con una pared, donde los prisioneros esperaban de espaldas. En ese momento, Vasili Blokhin, que vestía un delantal de piel, guantes y una gorra para no ensuciar su uniforme, le dispara un tiro en la nuca.

En otras ocasiones se les llevaba hasta la fosa, en donde eran ejecutados también por el mismo procedimiento. Para las ejecuciones se utilizaron pistolas Walther Pkk, revólveres Nagan y munición alemana, con la idea de inculpar a los nazis de la matanza. Para no dejar constancia de lo que estaba sucediendo ante los otros prisioneros, se actuaba de noche y se enmascaraba el sonido de los disparos con el ruido producido por ventiladores y maquinaria. Una vez ejecutado, el cuerpo se trasladaba hasta camiones que realizaban dos transportes nocturnos a las fosas, donde les estaban esperando unos bulldozers para acabar el trabajo. Cada noche se abrían entre 24 y 25 fosas de 8 a 10m, donde los cuerpos eran depositados en pilas de 5 filas de 500 cadáveres, muchos de los cuales fueron enterrados con sus uniformes y pertenencias, lo que facilitó su posterior indentificación.

Vasili Blokhin

fuente de la fotografía: es.wikipedia.org

Hallazgos de las fosas

El primer hallazgo de las fosas se realizó en 1942, cuando un campesino alerta a unos miembros de la organización Todt que trabajan en el sector del autopista de que ha encontrado unos tumbas en el bosque. Se personan en el lugar indicado y aunque encuentran restos, los cubren de nuevo y ponen una cruz de abedul para señalizar el lugar. Posteriormente, cuando el ejército alemán conquista la zona, se hace una limpieza de los bosques en busca de una manada de lobos que estaba asolando la zona y es cuando se encuentran con la cruz de abedul y con restos humanos que asoman. El oficial que hace el hallazgo, lo comunica a sus superiores y se envía un equipo que certifica que los huesos son humanos. A partir de aquí, la maquinaria propagandística nazi se pone en marcha y se crea un equipo conjunto de médicos forenses alemanes y polacos liderado por la Cruz Roja para realizar una investigación.

Trabajos de identificación en Katyn

fuente de la fotografía: es.wikipedia.org

Se empiezan a exhumar los cadáveres y a realizar autopsias. A medida que va pasando el tiempo se va viendo la enorme proporción de las fosas comunes halladas y se constata que los 4143 cuerpos estudiados pertenecen a los oficiales polacos internados en campos de concentración soviéticos que se habían dado por desaparecidos.

Repercusiones

El gobierno ruso niega las acusaciones del gobierno polaco en el exilio y las achaca a una maniobra de propaganda nazi.  Incluso el gobierno Británico, por miedo a las consecuencias que tendría una ruptura con sus aliados se adhiere a la poco creíble versión del Kremlin y adjudica la masacre a los alemanes.

Apertura de fosas en Katyn

fuente de la fotografía: es.wikipedia.org

Posteriormente, cuando el gobierno ruso recupera los territorios donde se encuentran las fosas, emite su propio informe contra el gobierno nazi, el cual es admitido como única versión, hasta que finalmente, en la época de la Perestroika, Mijail Gorbachov, primer ministro ruso, acepta la responsabilidad de su país en las matanzas del bosque de Katyn y posteriormente Boris Yeltsin hace llegar al gobierno polaco archivos secretos con datos de la matanza,aunque una sentencia del Tribunal para los Derechos Humanos de Estrasburgo condena a Rusia por no acceder a la investigación de estos hechos.

Fuentes del texto: katyn.orgarchives.govindependentdailymail

Facebooktwittergoogle_plusmail

Un comentario sobre “El bosque de Katyn

  • el octubre 23, 2013 a las 8:25 am
    Permalink

    El reconocimiento del Parlamento Ruso solo fue un intento de desprestigiar a la URSS y a los prosoviéticos. Hoy no se le cree nadie en Rusia y menos sus militares, que saben que fueron los nazis.
    Es demasiada la casualidad de que en los enormes espacios rusos se encontraran las fosas bajos árboles. Es más creíble lo que dijo un intelectual francés, cuyo nombre no recuerdo,en el programa monográfico de Balbín llamado «La Clave» en TVE. Este intelectual aseguraba que en el diario de Gebels, en la data del día en que se «encontraron» los cuerpos, había una anotación que decía poco más o menos «hoy hemos hecho una maniobra para separar a los aliados que va a ser infalible» (ojo, no son palabras textuales, lo que cuenta es el sentido). El intelectual francés, estudió todos los hechos que hicieron los alemanes ese día y sólo ocurrió lo de Katyn.
    Los peritos rusos han demostrado que los documentos han sido falsificados y adaptados «ex profeso» por un equipo que pululó por los archivos rusos, con carta blanca expedida por Yelsin. Un diputado ruso, cuyo nombre no recuerdo, estudiaba el tema y y tuvo un «infarto» muy opotuno.
    Hay una WEB en ruso que estudia el tema, una WEB seria en la que se reflejan todos los hechos, se llama PRABDA O KATINA (la verdad sobre Katyn) y sale en Google con solo poner «katyn.ru» se puede leer en inglés, el traductor del español distorsiona las frases pero se entiende. Recomiendo que se siga y no se haga caso de cortinas de humo de gente mal intencionada.
    Saludos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.