Andrés Fierro, el español que realizó un tarán

Durante la Segunda Guerra Mundial, los pilotos soviéticos desarrollaron la llamada técnica Tarán, una técnica que, en la mayoría de ocasiones, conllevaba la muerte del piloto que la practicaba

Artículo escrito por Carlos Lázaro Ávila

La técnica del tarán (empleo de un avión para derribar al contrario mediante el choque o empleando sus alas o hélice contra sus elementos de gobierno para derribarle) está indisolublemente asociado a la historia de la aviación rusa/soviética y, en muchas ocasiones, ponía en peligro la vida del aviador que lo efectuaba. Durante los primeros días del ataque de Alemania a la URSS se registraron 9 tarán contra aviones de la Luftwaffe. Posteriormente los soviéticos perfeccionaron su táctica hasta convertirse en consumados maestros.

A medida que progresaba la contienda y mejoraba el armamento, los soviéticos dejaron de realizarla; incluso en el año 1944, el famoso as A. Pokryshkin desaprobó su uso, salvo en casos de extrema necesidad. Por ello, es poco conocido que el piloto español Andrés Fierro Ménu realizó una de estas peligrosas maniobras en el penúltimo año de guerra. Fierro, antiguo piloto republicano de Polikarpov I-16 durante la Guerra Civil, se exilió a la Unión Soviética al finalizar la contienda pero combatió de nuevo como guerrillero al producirse la invasión nazi (Operación Barbarroja). Posteriormente consiguió ingresar en la Fuerza Aérea Soviética (VVS) llegando a convertirse en segundo jefe de la 2ª Escuadrilla del 439 Regimiento de la Aviación de Caza de la Defensa Antiaérea de la URSS. Esta unidad se conoció como la escuadrilla de la Amistad de los Pueblos por las diferentes nacionalidades de sus componentes: 2 rusos, 1 ucraniano, 1 georgiano, 1 tadzhíko (etnia procedente del Asia Central) y 5 españoles, siendo este grupo objeto de mucha propaganda.

EL piloto Andrés Fierro Ménu 

La escuadrilla estaba equipada inicialmente con cazas Polikarpov I-153 para misiones diurnas (posteriormente recibieron Yakovlev Yak-7 ) y Hawker Hurricane para las nocturnas, teniendo que proteger en la región de Yaroslávl una presa que suministraba la electricidad a un gran complejo industrial. Por ello, la zona era frecuentemente sobrevolada por aviones de reconocimiento de largo alcance Junkers 88 D, los cuales estaban muy blindados. Los vuelos de los Ju 88 precedían a los bombarderos Heinkel 111, por lo que, siendo Yaroslávl un objetivo bélico estratégico, la jefatura del Regimiento, mediante una orden que debieron devolver firmada, había conminado a los jefes de sus escuadrillas a derribar cualquier avión enemigo que llegará hasta allí.

El 25 de agosto de 1944, Fierro que ya se había convertido en jefe de escuadrilla, atacó con su Yakovlev Yak-7 un Junkers 88D avistado sobre el ferrocarril de Vílna a Lida. Era un combate entre pilotos avezados que intentaron engañarse mutuamente sin alterar sus rumbos, iniciando maniobras evasivas a baja velocidad sobre una gran masa boscosa, hasta que Fierro ascendió para poner el Sol a su espalda e iniciar el ataque. El piloto español concentró su ataque en el puesto defensivo posterior del Junkers hasta abatir al ametrallador enemigo, permitiéndole acercarse para que sus ráfagas se concentraran en las partes vitales del bimotor sin que pudiera derribarle debido al amplio blindaje. De repente, el Junkers inició un vertiginoso picado que fue seguido por el fuego del Yak hasta que se quedó sin munición. Fierro decidió hacer el tarán y cuando se aproximaba hacia la cola del bimotor recibió una ráfaga del puesto del artillero que se suponía había abatido antes. Los disparos alcanzaron al motor de su Yak y casi le alcanzan en su cabeza. En ese mismo instante la hélice del Yak rebanaba el timón de cola y aun le dio tiempo al piloto a elevarse para buscar un claro en el bosque en el que pudo hacer un aterrizaje forzoso con su caza seriamente impactado. Andrés Fierro había abatido a uno de los escurridizos Junkers 88D de la Luftwaffe. Siguió combatiendo hasta el final de la Segunda Guerra Mundial y se convirtió en el único aviador español que había realizado un tarán y vivió para contarlo.

Portada de la autobiografía de Fierro.

Sobre el autor: Carlos Lázaro Ávila es Doctor en Geografía e Historia e historiador aeronáutico. Autor de once libros y numerosos artículos, (aeronáutica española período 1896-1945). Miembro de la Asociación de Aviadores de la República (ADAR), Miembro de Número del Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire (SHYCEA), socio de la Fundación Infante de Orleans y patrono de la Fundación Indalecio Prieto.

Fuente del artículo: Fragmento del artículo Tarán vs Kamikaze, publicado en Historia de la Guerra nº 14;diciembre de 2019

Fuente de la fotografía: Foto cedida por la familia Fierro

Facebooktwittermail

2 comentarios en “Andrés Fierro, el español que realizó un tarán

  • el enero 4, 2020 a las 8:38 pm
    Permalink

    Uno de los 5 pilotos españoles se llamaba NEMESIO MARTÍNEZ?

    Respuesta
  • el diciembre 24, 2019 a las 12:11 am
    Permalink

    Hola.
    Gracias por compartir este artículo tan interesante. Nunca había oído hablar de la estrategia «tarán». La verdad es que Fierro se merecía una película o una serie y, sin embargo, es uno de tantos personajes históricos poco o nada conocidos.
    ¿De dónde viene la palabra «tarán», es decir, qué significa en ruso?
    ¿Se sabe qué fue de Fierro después de terminar la Segunda Guerra Mundial?
    Un saludo histórico desde Oviedo y gracias.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: