Los hermanos Niland

En el año 1998 se estrena la película «Salvad al soldado Ryan», basada en un hecho real sucedido durante la última fase de la Segunda Guerra Mundial. Y subrayo «hecho» en vez de «historia», porque aunque es cierto que 4 hermanos de una misma familia (los hermanos Niland) lucharon durante la contienda y varios de ellos fallecieron, la historia narrada en la película no coincide mucho con la historia real de los cuatro hermanos.

Arranca la historia en la localidad americana de Tonawanda, en el Estado de Nueva York. Allí reside una familia formada por Michael y Augusta Niland, quienes tienen 4 hijos varones: Edward, Preston, Robert y Frederick («Fritz») y dos hijas: Clarissa y Margaret. Antes de que estallase el conflicto, Preston y Robert se alistan para realizar el  servicio militar y en noviembre de 1942 Edward y «Fritz» se presentan como voluntarios para luchar en la guerra y son repartidos en diferentes unidades para tratar de evitar que ante un posible accidente o ataque todos fallezcan a la vez.

Los hermanos Niland (Edward, Preston, Robert y Frederick «Fritz»)

Fuente de la fotografía: library.canisius.edu

La historia de los tres hermanos desaparecidos

El primero en desaparecer fue Edward, quien el 20 de mayo de 1944 fue declarado MIA (Missing in Action – desaparecido en combate). Tenía la graduación de sargento y  servía como operador de radio y artillero en un bombardero B-25 en Birmania, cuando su aparato fue derribado por los japoneses. La familia recibió un telegrama (algunas fuentes citan el dia 6 y otras el dia 8 de junio) en el que se le daba por desaparecido y posiblemente fallecido. El segundo en desaparecer fue el sargento Robert, quien participó junto a la 82 División Aerotransportada en el Desembarco de Normandía: Fue lanzado en paracaídas cerca de Sainte-Mère-Église y falleció en Neuville-au-Plain el mismo día 6 de junio. Al parecer se quedaron defendiendo una posición y cuando se quedaron sin munición decidieron salir a por refuerzos a través de un seto, momento en el que fue alcanzado por un disparo, falleciendo en el acto. El teniente Preston participó también en el Desembarco de Normandía, en la playa Utah. De Preston no se sabe con exactitud como falleció aunque la familia indica que estaba junto a un compañero herido. Los cuerpos de Robert y Preston se encuentran enterrados en el Cementerio Americano de Colleville Sur Mer.

Fritz se convierte en el único superviviente

Frederick se encuentra sirviendo como paracaidista en la mítica 101 División Aerotransportada. Participa en los lanzamientos previos al Desembarco de Normandía y su avión en alcanzado por fuego enemigo, por lo que el piloto da la orden de saltar antes de llegar al sitio en donde debían ser lanzados, cayendo en Raffoville, al suroeste de Carentan. Le pasó lo mismo que a muchos de sus compañeros: Al no caer en el sitio previsto se dispersaron y estuvo buscándolos durante un semana hasta que con la ayuda de Jean Kapitem, un miembro de la resistencia francesa, los puedo alcanzar justo a tiempo del asalto a la Colina 30 el 12 de junio 1944, cerca de La Billonnerie: En esa acción destruyó un nido de ametralladoras con granadas por lo que le fue concedida la Estrella de Bronce. Fritz fue informado por el comandante de la compañía de Robert que éste había fallecido y que estaba enterrado en un cementerio cerca de Sainte-Mère-Église. Allí pide ayuda al Teniente Coronel Francis Sampson, un capellán castrense de la 101 con el que busca la tumba de Robert. Sampson encuentra una tumba de un tal Preston Niland y se lo dice a «Fritz» creyendo que se trata de un error de identificación, a lo que «Fritz» le contesta que también es hermano suyo. Sampson empieza a investigar y se entera de que Edward está desaparecido y probablemente muerto también, por lo que tras darle la triste noticia a «Fritz» inicia los trámites para que vuelva a casa junto a sus padres. Fritz se queda en Normandía junto a sus compañeros hasta que a finales de verano son enviados de nuevo a Inglaterra. Allí son destinados a un campamento situado en Lamborne con el propósito de reorganizarse y descansar.

Teniente Coronel Francis Sampson

Fuente de la fotografía: pinterest.com

Un final inesperado

Mientras tanto, la burocracia y el papeleo finalizaron y llegó la orden para que Fritz volviera a casa. Estaba a punto de participar en la Operación Market Garden y cuando le dijeron que el presidente había ordenado que regresara a EEUU se negó en redondo. Según un compañero suyo llamado John Bacon, dijo que sólo volvería a casa esposado y que su intención era continuar luchando para vengar la muerte de sus hermanos. Sampson le dijo que podía enfadarse con Eisenhower o con el presidente pero que volvía a casa. Al cabo de un día y medio ya estaba volando de regreso a EEUU en donde al llegar fue destinado como Policía Militar en Nueva York.

Fritz sube a un transporte con sus compañeros (1º por la izquierda)

Fuente de la fotografía: pinterest.com

Pero volvamos de nuevo a Edward, porque el destino quiso recompensar a la familia Niland. Como os describía anteriormente, el B-25 en el que volaba fue abatido en Birmania y se le dio la condición de desaparecido en combate. Pues bien, Edward sobrevivió al salto en paracaídas y ajustó una señal de auxilio, tras lo que empezó una marcha de 7 días por la selva. Llegó a un poblado afín a los japoneses y fue hecho prisionero, pasando un año en un campo de prisioneros. Pasado este tiempo logró fugarse y fue rescatado por soldados británicos que se lo encontraron tumbado sobre un prado, sin fuerzas y al borde de la muerte (pesaba tan solo 38,5 kgs). Sus padres nunca perdieron la esperanza de que estuviera vivo: Michael siempre soñaba que Edward saltaba del avión y le decía «Estoy bien, Papá. Regreso a casa» y Augusta siempre le ponía un plato en la mesa, sin renunciar a que estuviera vivo. Fritz y Edward sobrevivieron al conflicto, falleciendo en 1983 y 1984 respectivamente.

No es el único caso de hermanos que han combatido durante la Segunda Guerra Mundial. Otros ejemplos son los Hermanos Windsor, la Familia Rehaag o los Hermanos Sullivan.

El 11 de enero de 2016 narramos un resumen de esta anécdota en el programa Tarda de Radio y el 31 de mayo de 2017 en el programa Trozos de vida, trozos de radio, de Manolo Garrido

Facebooktwittergoogle_plusmail

3 comentarios sobre “Los hermanos Niland

  • el enero 4, 2016 a las 3:42 pm
    Permalink

    No puedo evitar comentar, que a pesar de que la pelicula me gustó, tiene muchas escenas de comic de hazañas bélicas así como el final es tipo séptimo de caballeria cuando llegan los aviones y defienden a los soldados que la mayoría han sacrificado sus vidas en aras de la libertad, la escena es para descojonarse y disculpad la palabra pero es así; me recordó algún western clásico, pero hay que destacar también la escena del general Marshall cuando lee medio afectado la carta de Abraham Lincoln, no pude evitar esbozar una ligera sonrisa cuando la secuencia desea que las emociones del espectador afloren a la superficie. y alguna que otra lágrima resbale por las mejillas del espectador que ya está suficientemente aturdido con los mas de veinte minutos intensos y sangrientos en la playa de omaha

    Respuesta
    • el enero 6, 2016 a las 9:04 pm
      Permalink

      Es indudable como tú dices que Hollywood da su visión particular de la historia. El hecho en sí es verídico (4 hermanos que pelean en la guerra, 3 desaparecen y se trata de rescatar al cuarto para que la familia no los pierda a todos). Pero… Hollywood aprovecha el hecho histórico para redactar un guión a su conveniencia. De todas formas, creo que esta película junto a la serie Band of Brothers es de lo mejor que se ha rodado en temática SGM. Saludos.

      Respuesta
  • el enero 3, 2016 a las 8:37 pm
    Permalink

    El argumento de la pelicula es muy simplista, llástima!! porque el film está muy bien hecho e interpretado, quizá hubiese valido la pena utilizar estos hechos reales que nos acabas de contar tan extraordinarios, entonces la pelicula hubiese ganado muchos enteros.
    Saludos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.