El incidente Mechelen

El día 10 de enero de 1940, un Messerschmitt Bf-108 Taifun pilotado por el Comandante Erich Hoenmanns ha de realizar un aterrizaje de emergencia en un lugar cercano a la localidad belga de Vucht, perteneciente al municipio de Maasmechelen. Acompañando a Hoenmanns, iba el Comandante Helmuth Reinberger, un oficial destinado a la 7 División Paracaidista. Parten desde una base que había en Loddenheide hacia Colonia. Reinberger era el encargado de suministrar todo lo necesario a la unidad paracaidista alemana que iba a ser lanzada por detrás de las líneas belgas, concretamente en la ciudad de Namur, y llevaba consigo los planes que había diseñado Hitler para la invasión de Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y el norte de Francia, que debía producirse a la semana siguiente.

Erich Hoenmanns y Helmuth Reinberger

Las condiciones para el vuelo eran bastante desfavorables puesto que hay una niebla muy densa. Hoenmanns decide cambiar el rumbo para tratar de mejorar la visibilidad y se dirige hacia el Oeste, en donde quiere seguir el trazado del río Rhin. Se desorienta y cruza la frontera con Bélgica, en la zona del Meuse. Sobre las 11.30h el motor del aparato se para. Se especula con que el piloto cortó accidentalmente la alimentación al tocar una palanca indebidamente, lo que provocó que tuviera que realizar un aterrizaje bastante accidentado. Las alas del Bf-108 se rompen al pasar entre dos árboles y el morro se parte en dos debido al peso del motor. Es casi un milagro que los ocupantes resulten ilesos y puedan salir por su propio pie de la carlinga.

El Messerschmitt Bf-108 accidentado

Los dos hombres preguntan a un granjero en dónde se encuentran y cuando Reinberger se entera que están en territorio belga, sale corriendo hacia el avión gritando que tiene que destruir documentos secretos que lleva consigo. Presa de su desesperación, intenta quemarlos con su mechero pero no funciona. Regresa donde se encuentra el granjero y le pide su mechero. Acto seguido hace una pila de papeles detrás de unos arbustos y les prende fuego. En ese momento llegan dos guardias fronterizos belgas, el Sargento Frans Habets y el soldado de segunda clase Gerard Rubens alertados por el aterrizaje forzoso. Rubens ve como sale humo de detrás de los matorrales y va corriendo al lugar sin saber qué está pasando. Al llegar se encuentra con la pequeña hoguera y la apaga como puede para evitar que se queme la documentación. Reinberger empieza a correr aunque frena en seco al escuchar dos tiros de advertencia y es apresado junto a Hoenmanns. Son trasladados al cuartel de la Guardia Fronteriza que se encuentra en Mechelen-aan-de-Maas, en donde les espera el Capitán Arthur Rodrique para iniciar su interrogatorio. Sobre su mesa, se encuentran los papeles chamuscados. Hoenmanns solicitar ir al baño y Reinberger aprovecha la distracción para lanzar los papeles dentro de una estufa encendida, aunque grita de dolor al levantar la tapa que da acceso a la caldera, lo que alerta a Rodrique que saca los papeles del fuego, resultando herido con quemaduras en las manos. Reinberger es consciente que la pérdida de los papeles supondrá su condena a muerte e intenta arrebatar la pistola de Rodrique para suicidarse. Rodrique logra reducirle y Reinberger rompe a llorar diciendo que quería la pistola para suicidarse. Al cabo de dos horas llegan los oficiales de inteligencia belgas, que se hacen cargo de los papeles.

Documentos quemados por Reinberger

Cuando la noticia del accidente y posterior captura de la documentación llega hasta Hitler, estalla en cólera y destituye al Comandante de la Luftflotte 2, el General Hellmuth Felmy a quien cambia por Albert Kesselring y destituye también al Coronel Josef Kammhuber a quien envía al frente del este como Coronel de la KG51, una unidad destinada a realizar bombardeos tácticos. Por su parte, los belgas dan credibilidad a la documentación e informan al General francés Maurice Gamelín y al Comandante de la Fuerza Británica Expedicionaria Lord Gort. El Rey Leopoldo III de Bégica llama por teléfono a la Princesa Juliana de Holanda y a la Gran Duquesa  Carlota de Luxemburgo, a las que les transmite las claves “Ten cuidado, el tiempo es peligroso” y “Guardaros de la gripe”, que significaban que el ataque alemán era inminente. El plan es rediseñado por el Mariscal Erich von Manstein, quien lo presenta el día 17 de febrero de 1940 ante Hitler y el General Heinz Guderian. Finalmente, el 10 de mayo de 1940, los aviones de la Luftwaffe lanzan un ataque a las 4:00h sobre la ciudad de la Haya. Poco después del bombardeo, paracaidistas de la 7 División son lanzados sobre los puentes de Moerdijk y Dordrecht y el aeródromo de Waalhaven. La invasión de Holanda ha comenzado. Posteriormente, se darán otros episodios como la toma del Fuerte Ben-Emael (Operación Granito) en lo que sería la invasión de Bélgica.

Erich Hoenmanns y Helmuth Reinberger fueron condenados a muerte en ausencia, aunque las sentencias no se cumplieron. Después de estar recluidos en un campo de prisioneros en Huy, fueron llevados a Inglaterra y desde allí hasta Canadá. Finalmente participaron en un programa de intercambio de prisioneros y cuando regresaron a Alemania sus penas fueron conmutadas. La mujer de Hoenmanns no superó el interrogatorio al que fue sometida por la Gestapo, y sus dos hijos lucharon en la contienda, aunque murieron en combate. Hoy en día hay un memorial en el lugar en el que tuvo lugar el aterrizaje forzoso.

Memorial construido en recuerdo del Incidente Mechelen

Fuente de las fotografías: us-mil-in-nl.blogspot.com.es

Facebooktwittergoogle_plusmail

Un comentario sobre “El incidente Mechelen

  • el junio 4, 2015 a las 8:51 pm
    Permalink

    Comentaros que este artículo ha sido seleccionado para formar parte del número 5 de la revista WW2GP Magazine. Si enviáis un correo a info@ww2globalproject.com indicando el código HSGM obtendréis un 25% de descuento sobre su precio de venta para adquirirla. Si lo queréis en formato PDF, indicad el código HSGM2. Se pondrán en contacto con vosotros y os indicarán los pasos a seguir.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: