La Orden del dedo extendido

El Coronel Stanley T. Wray ingenia una forma de premiar a sus hombres para subir la moral de sus tropas

A finales de 1942, los aliados emprenden una campaña de bombardeos contra objetivos enemigos en Europa. Las fuerzas alemanas son aún muy fuertes y provocan un gran número de bajas entre los aparatos que están destinados a realizar estas misiones. Son momentos complicados en los que el poderío alemán aún no ha entrado en declive y la propaganda del régimen se esfuerza en resaltar los desastres aliados y en enaltecer a sus hombres. Este número de bajas cae como una jarra de agua fría sobre los tripulantes y componentes de las flotas aliadas y es en ese momento cuando el Coronel Stanley T. Wray, comandante del grupo de bombardeo pesado 91 de la USAF, decide servirse de aquellos errores que cometen sus hombres y que no tienen graves consecuencias para elevar su moral con un tono humorístico. Hasta ahora, estos errores se escribían en las hojas de servicio como castigo por su poca pericia.

Coronel Stanley T. Wray

Fuente de la fotografía: af.mil

Dando forma a la Orden del dedo extendido

Desde aquel momento, serían premiados. ¿Y cómo se premiarían?, pues muy fácil. Wray impulsó la creación de una orden llamada “Orden del dedo extendido” (Order of the Rigid Digit), la cual sería la encargada de “endulzar” con un tono humorístico estos episodios. Cuando un piloto o tripulante cometía algún acto digno de ser condecorado era nominado para pertenecer a la orden. Si finalmente se consideraba que era merecedor de tal honor, se le imponía una condecoración diseñada por Wray en una ceremonia en la que se leía el siguiente texto “A la vista del gran desprecio hacia su propia seguridad y la de sus pasajeros, y para vergüenza y descrédito de su servicio como militar, esta medalla se concede a…” y a continuación se decía el nombre del afortunado. Durante el día de la ceremonia, el homenajeado debía lucir la condecoración original, que luego era sustituida por una réplica personalizada. En un principio, el propio Coronel Wray costeó las primeras 10 copias, las cuales eran de un tamaño inferior al de la medalla original y estaban fabricadas por John Bull Silversmiths, un joyero de Bedford. La condecoración era una medalla de plata que pendía de una cinta de color azul celeste que simbolizaba la inocencia infantil. En el anverso figuraba inscrita en la parte superior la frase “Wray’s Ragged Irregulars” en alusión al nombre que tenía la unidad de Wray. Justo debajo estaba la frase “My God, Am I Right?” (“Dios mío, ¿lo he hecho bien?”) que era un juego de palabras del lema utilizado por la Casa Real Inglesa “My God, and My Right” (“Dios y mi derecho”). En la parte central hay una figura representada de una mano que tiene el dedo corazón extendido, y en la parte inferior figura la frase que da título a la orden “Order of the Rigid Digit” (“Orden del dedo extendido”). En el reverso se inscribía el nombre del afortunado y debajo de éste una descripción del motivo que había impulsado su condecoración.

Medalla de la Orden del dedo Extendido

Fuente de la fotografía: aviacionargentina.net

Wray toma de su propia medicina

Nadie estaba exento de ser condecorado, y como prueba de ello es que tres de los generales de más graduación en la Fuerza Aérea de los EEUU son integrantes: Ira Eaker, Carl Spaatz y James Doolittle.

El Teniente Coronel Baskin Lawrence fue otro de los galardonados al replegar el tren de aterrizaje en lugar de los flaps mientras aterrizaba su A-20. Y hasta el propio Coronel Wray tomó de su propia medicina y fue galardonado con ella: Mientras estaba ejerciendo de copiloto junto al capitán William Clancy, su avión acabó en un barranco al no haber frenado a tiempo durante la maniobra de aterrizaje. En un principio, se había nominado al capitán para el galardón, aunque un miembro de su unidad se enteró y cambió el nombre del capitán por el del coronel, justificando el premio por haber permitido que el capitán no frenase a tiempo.

Coronel Stanley Wray

Fuente de la fotografía: aviacionargentina.net

Fuentes del texto: 91stbombgroup

Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.