Fallece Hellmut Von Leipzig, chófer de Rommel en Afrikakorps

Según fuentes familiares, esta semana falleció en Namibia a la edad de 95 años Hellmut Von Leipzig, el que fuera chófer del Mariscal Rommel durante su estancia en el Afrikakorps. Os dejamos el enlace a la noticia que ha publicado el diario ABC y que ha elaborado basándose en un artículo publicado sobre el personaje de Hellmut de nuestra página web. Hellmut estaba considerado como una de las personas más cercanas al Mariscal durante su periplo por el Norte de África, ya que compartió con él infinidad de vivencias y pudo ser testigo en primera persona de los acontecimientos más importantes que se desarrollaron en torno a Rommel en aquellos momentos.

Hellmut Von Leipzig en el Afrikakorps

http://www.abc.es/cultura/abci-muere-chofer-militar-salvo-vida-erwin-rommel-general-nazi-odiaba-hitler-201610262045_noticia.html

SGM Nouvelles précédentes Suivant Nouvelles SGM

Facebooktwittermail

6 réflexions sur "Fallece Hellmut Von Leipzig, chófer de Rommel en Afrikakorps

  • octobre 31, 2016 à 1:37 un m
    Lien permanent

    excelente el aviso, muy lindo recordatorios , felicito a historias de la segunda guerra mundial

    Répondre
    • novembre 1, 2016 à 6:27 pm
      Lien permanent

      Gracias por comentarlo Miguel, un saludo

      Répondre
  • octobre 28, 2016 à 10:36 pm
    Lien permanent

    Triste noticia para todos. La pérdida de un personaje de tal calidad humana e Historia viva de la IIGM en el norte de África (principalmente) siempre entristece.

    Consuela pensar que pese a dejar Achalm y mudarse de Otavi a muy cerca de Windhoek, se había adaptado (junto con Sigrid) a su casita en Sonnleiten. El lugar parece muy agradable, desde luego.

    Celebró felizmente su 95 cumpleaños con toda su familia, las enfermeras lo cuidaban muy bien y seguía disfrutando de recibir correspondencia y de contestarla (Al menos hasta el 16 de septiembre), aunque fuese ya por la mano de Sigrid, y de seguir firmando fotografías. Un privilegio de gente. Descanse en Paz.

    En mi trabajoOcaso en Namibiareproduje el final de otro anterior, que me gustaría compartir, dice así:

    HAY SIN DUDA UN LUGAR, DONDE UN INMORTAL ROMMEL ESTÁ ESPERANDO A SU CHÓFER HELLMUT, QUE YA NO PUEDE TARDAR EN LLEGAR.

    SE SALUDARÁN, HELLMUT LE DIRÁ: JAHWOL, HERR GENERAL. ROMMEL LE SONREIRÁ Y PALMEARÁ SU HOMBRO, PENSANDO: EN VERDAD QUE NO TE HAS DADO PRISA, MUCHACHO.

    SUBIRÁ AL COCHE, SE PONDRÁ EN PIÉ AGARRADO A LA BARRA Y LE DIRÁ A HELLMUT: SCHNELL, SCHNELL.

    HELLMUT GIRARÁ EL CONTACTO, DARÁ GAS Y ARRANCARÁ LEVANTANDO UNA ENORME POLVAREDA.

    Y LOS DOS VOLVERÁN A VIAJAR JUNTOS EN SU COCHE, ENTRE LAS DUNAS Y BAJO LA LUZ DE LAS ESTRELLAS DEL DESIERTO DE LIBIA DURANTE TODA LA ETERNIDAD…

    Répondre
    • octobre 29, 2016 à 6:27 un m
      Lien permanent

      Muchas gracias por tu aportación Santiago. ce qui concerne.

      Répondre
  • octobre 27, 2016 à 1:19 pm
    Lien permanent

    Muy bien tratado el tema. Felicitaciones. Por lo que veo, la Argentina no podía faltar en esta historia.

    Répondre
    • octobre 29, 2016 à 6:24 un m
      Lien permanent

      Merci pour ton commentaire, JB. ce qui concerne.

      Répondre

Laisser un commentaire

Votre adresse email ne sera pas publiée. les champs requis sont indiqués *

3 × quatre =

Ce site utilise Akismet pour réduire le spam. Découvrez comment vos données de commentaire est traité.