Kondomari (Creta)

El pueblo cretense de Kondomari fue objeto de represalias por parte del ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial

Creta y la Operación Mercurio

Durante el mes de mayo de 1941, el ejército alemán inicia la Operación Mercurio para la toma de la isla de Creta, como continuación de la conquista de Grecia. Es una operación aerotransportada en la que participan entre otros Fallschirmjägers (paracaidistas) del III Batallón del I Regimiento de Asalto Aéreo. El día 20 de mayo, son lanzados sobre posiciones situadas en el sudeste de la población de Malene. En esa zona, se encuentran con fuerte resistencia por parte de tropas neozelandesas y también de civiles, que salían a su encuentro armados con lo primero que encontraban (escopetas de caza, cuchillos, bastones,…) y que aunque no estaban ni entrenados ni organizados, provocaron bastantes bajas. Se calcula que entre los 2 batallones neozelandeses y los partisanos civiles, las tropas alemanas perdieron  unos 400 hombres, entre los que destaca la baja de su comandante, el mayor Otto Scherber. Se ha hablado mucho y se ha especulado sobre el hecho de que parte de los Fallschirmjägers que fueron encontrados muertos, aún llevaban puestos los arneses del paracaídas y tenían heridas producidas por arma blanca, lo cual daba a entender que los civiles se avalanzaron sin ningún tipo de miramiento sobre ellos (presumiblemente heridos por una mala caída o atrapados sin posibilidad de escapatoria por culpa de las cuerdas) y les propinaron una muerte cruel.

Paracaidista alemán muerto en Kondomari

fuente de la fotografía: bundesarchiv

Göring pone en marcha la maquinaria

De hecho, estos rumores provocaron la generación de múltiples informes y que incluso un médico militar alemán fuera enviado para comprobar si las heridas halladas en los cuerpos eran debidas a ataques con arma blanca o a otras causas. Sea como fuere, estos informes llegaron hasta el propio Göring, el cual monta en cólera y ordena al General Kurt Student que abra una investigación judicial de estos hechos y ejecute un régimen de represalias como venganza por dichas muertes. Se designa un comité formado por 12 jueces militares que emprende la investigación de varios casos por toda la isla, aunque las unidades directamente implicadas en los hechos, inician las represalias por su cuenta sin esperar los resultados. Student dicta una orden en la que da como probado que los paracaidistas han sido “mutilados” por civiles y por tanto ordena varias medidas represivas (fusilamiento de los culpables por parte de las unidades alemanas damnificadas, multas, quemar las poblaciones implicadas…).

Entrada del pueblo de Kondomari

fuente de la fotografía: bundesarchiv

Horst Trebes y la masacre de Kondomari

El día 2 de junio de 1941, el Teniente Horst Trebes, se desplaza en 4 camiones llenos de paracaidistas supervivientes de Malene y rodean Kondomari. Alrededor de esta población fueron hallados diversos cuerpos mutilados de paracaidistas. Nada más llegar, congregan a todos los habitantes en la plaza del pueblo y separan a las mujeres y niños de los hombres mayores de 18 años. Estos últimos son llevados hacia las afueras, a un campo de olivos, donde son fusilados. Aunque no hay una cifra exacta, ese día murieron entre 20 y 60 hombres. Entre las tropas alemanas, estaba presente Franz-Peter Weixler, un periodista que realizaba tareas de corresponsal y que realizó un excepcional trabajo fotográfico que recoge toda la secuencia de los hechos, desde la llegada de las tropas, pasando por el momento de la separación de los habitantes y finalizando con la ejecución de los hombres.

Soldados alemanes comprobando ropas de Fallschirmjägers fallecidos

fuente de la fotografía: bundesarchiv

Más adelante, Weixler fue acusado de alta traición en un consejo de guerra por haber ayudado a escapar a varios civiles y por haber inmortalizado las ejecuciones. Una vez finalizada la guerra testificó en los juicios de Nuremberg contra Göring.

En el apartado de fotografías del blog, he puesto toda la secuencia completa tomada por Weixler. Son 43 fotografías, entre las que se encuentran las incluidas en este artículo. Si queréis acceder, clickad sobre este link que os redirige a nuestro apartado multimedia. Os advertimos que algunas de las imágenes pueden herir sensibilidades,y por ese motivo las hemos llevado a un post aparte.

Otro de los episodios más recordados de la isla de Creta fue el secuestro del General Kreipe. Una operación audaz que se diseñó para capturar al hombre que mandaba la guarnición alemana en Creta. Aunque en un principio se diseñó para detener al General Friedrich Wilhelm Müller, finalmente se cambió de objetivo durante la marcha ya que Müller es reemplazado por Kreipe.

Fuentes del texto: ww2today, chaniapost.euzweiterweltkrieg

“Inside Hitler’s Greece. The Experience of Occupation 1941–44”, Mark Mazower, New Haven 1993

 

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: