Henri Giraud llega media hora tarde

El General Henri Giraud es hecho prisionero y se fuga dos años más tarde de la fortaleza en la que había sido recluido

El 19 de mayo de 1940, el general del ejército francés Henri Giraud es capturado por los alemanes en Wassigny. Se hallaba en una patrulla de reconocimiento mientras buscaba la manera de frenar a divisiones panzer alemanas que se hallaban en las Ardenas. Fue encarcelado en el Castillo de Königstein, una fortaleza cercana a Dresde. Allí permaneció durante dos años, tiempo durante el que aprendió alemán y fue guardando trozos de alambre que le iban llegando a la prisión gracias a varios amigos. El 17 de abril de 1942 rompió los barrotes de su celda, y con una cuerda de 46 m. hecha de ese alambre y sábanas se deslizó por el acantilado hasta tocar suelo. Se había afeitado el bigote y puesto un sombrero tirolés para cambiar su fisonomía, y con este aspecto viajó hasta Schandau en donde le esperaba un contacto del SOE inglés quien le facilitó dinero, documentación y ropa. Prosiguió un penoso viaje a pie y en tren hasta que fue detenido por guardias suizos que lo trasladaron a Basilea. Finalmente llegó a la Francia de Vichy en donde intentó convencer a su gobierno, pero no consiguió su propósito de convencer al Mariscal Pétain.

General Henri Giraud

Fuente de la fotografía: op-historyclan.ucoz.de

Fuentes del texto: worldlibrarycheminsdememoirelasegundaguerra

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: