Los Óscar de Hollywood en la Segunda Guerra Mundial

El premio Óscar, galardón que la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas otorga a las mejores películas que se han realizado durante el año, no fue ajeno a la situación que se estaba viviendo durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial. Las estatuillas que se entregan a los ganadores miden 34 cm de alto, tienen un peso de 3,85 kgs. y están realizadas de una aleación de estaño y cobre bañado en oro. Durante los años 1942 a 1945, el material utilizado en su elaboración era escaso y por ese motivo se sustituyó la estatuilla entregada por otro diseño realizado en yeso. Una vez finalizado el conflicto se creó un programa de intercambio para que los premiados pudieran cambiar estos premios por el tradicional chapado en oro. Aunque se insistió mucho desde la academia para que se realizaran estos intercambios, el productor australiano Ken G. Hall, que había ganado un Óscar en 1942 por Kokoda Front Line! (un documental rodado por el fotógrafo de guerra Damien Parer en el que se narraba la lucha de los soldados australianos en la batalla del sendero de Kokoda) rehusó a devolverlo.

Óscar entregado a Damien Parer en 1943

Fuente de la fotografía: anzacday.gov.au

El 22 de febrero 2016 narramos un resumen de esta anécdota en el programa Tarda de Radio, en el que colaboramos asiduamente. Podéis escucharla accediendo a este enlace.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.