La columna de la Leibstandarte en Klevan

Barbarroja fue el nombre que dio Adolf Hitler a la operación diseñada para invadir Rusia. En los primeros días de la misma, la Wehrmacht hizo importantes avances en territorio soviético, sembrando el caos entre unas tropas rusas que no estaban preparadas para frenar a un poderoso ejército alemán, que tenía en la novedosa táctica Blitzkrieg una poderosa herramienta. Es en estos estadios iniciales  cuando fruto del desconcierto  se producen situaciones un tanto surrealistas en la retirada de las tropas soviéticas: Un convoy de blindados alemanes se encuentra atravesando un bosque en las cercanías de la ciudad de Klevan cuando son divisados por un par de tanques rusos que lo confunden con tropas de su propio ejército batiéndose en retirada y se unen al final de la columna. Cuando ya llevan un rato circulando tras ellos, los alemanes hacen un alto y es en ese momento cuando los rusos comprueban aterrorizados que están siguiendo a unos blindados de la División Leibstandarte. Sin casi tiempo para reaccionar, dan media vuelta y logran internarse en el bosque sin que los alemanes se den cuenta de ello.

La Leibstandarte en Rusia 

Fuente de la fotografía: wikipedia.org

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: