Franz Von Werra se fuga de Grizedale Hall

Franz Von Werra fue un as de la Luftwaffe que consiguió 21 victorias, la gran mayoría de ellas contra pilotos rusos (13) en el frente del este. Pero por lo que es más recordado es por sus múltiples intentos de fuga tras haber sido capturado. El 5 de Septiembre de 1940 Franz participaba en una misión de escolta de bombarderos que se dirigían hacia la zona sur deLondres cuando su grupo es interceptado por una escuadrilla de Spitfires y resulta derribado sobre un campo en la localidad de Marden (Kent). Es hecho prisionero y enviado a un primer encierro en un regimiento de la localidad de Maidstone, para ser trasladado con posterioridad a Trent Park, y tras 18 días de interrogatorios al campo de prisioneros de Grizedale Hall (Irlanda), un edificio de piedra construido en el S. XVII en donde se internaban oficiales alemanes (la mayoría de ellos provenientes de U-Boots).

Messerschmitt Bf109 de Franz Von Werra abatido

Fuente de la fotografía: strijdbewijs.nl

Allí es donde se produce uno de sus intentos de fuga más conocidos; Cada dos días los internos son conducidos a dar una caminata de unos 3 kms. por los alrededores. Para ello se dispone de una guardia de 8 hombres, un sargento a caballo y un oficial que vigilan que no hayan intentos de fuga. Pero Franz se lo va a poner difícil, ya que tras estudiar el recorrido y sus puntos débiles, decide intentarlo. Se da cuenta que el terreno más propicio para tener éxito es cuando la ruta se dirige hacia el sur. Cuando van hacia el norte hay campo abierto y es más difícil ocultarse, pero cuando el paseo es en dirección contraria se paran a descansar en un punto en donde hay una valla de piedra tras la que puede ocultarse y esperar el momento propicio para desaparecer en un bosque cercano. Así pues, un día en el que se encuentran descansando en ese punto, decide saltar la valla parapetado tras varios compañeros más altos que él que le hacen de pantalla. Cuando finaliza el descanso, el sargento da la orden de reemprender la marcha sin percatarse de la ausencia de Franz, aunque dos mujeres que se encontraban a distancia y que han presenciado la maniobra empiezan a hacer gestos y a gritar para intentar advertir de lo que está sucediendo. Los prisioneros alemanes, en un intento de encubrir la fuga les devuelven los gestos como si las estuvieran saludando y este hecho hace que el sargento no tenga en cuenta la advertencia.

Grizedale Hall

Fuente de la fotografía: nwemail.co.uk

Para que Franz sepa que no ha sido descubierto, acuerda con los otros prisioneros que éstos cantarán una canción cuando el grupo esté alejado de la valla. Cuando ya llevan recorridos unos centenares de metros se empiezan a escuchar los primeros cánticos y Franz se levanta de su escondite echando a correr hacia el bosque, no sin antes saludar a las mujeres que ven toda la escena con una mezcla de miedo y perplejidad. Entretanto, el sargento detiene la marcha ya que estaba prohibido que los prisioneros cantasen y les ordena callarse. Ante su negativa, empieza a sospechar de algo por lo que empieza a recorrer la columna de arriba a abajo. En ese punto, sus sospechas empiezan a tomar cuerpo ya que es imposible realizar un recuento debido a los múltiples movimientos que realizan los prisioneros para dificultarlo. Vuelve de nuevo a la cabeza de la columna y ordena formar a punta de pistola, tras lo cual inicia el recuento junto al oficial comprobando que falta un cautivo. Se inicia un dispositivo de búsqueda que da sus frutos al cuarto día.

Franz Von Werra

Fuente de la fotografía: ww2incolor.com

Franz es localizado aquella noche por un par de hombres que descubren que la puerta de un establo ha sido forzada. Encienden un candil para entrar en su interior y se encuentran con el fugitivo, al que capturan y le atan su muñeca con una cuerda a la de una de ellos. Cuando están a punto de salir, Franz tira al suelo a su captor, se quita la cuerda y escapa apagando la luz de una patada. Allí inicia otra etapa de su fuga que dura dos días hasta que un pastor lo ve en una colina cercana a Duddon. Se monta un dispositivo que lo rodea y es apresado, siendo castigado a 21 días de incomunicación, tras los que es trasladado al campo de prisioneros de Swanwick, de donde realizará otro intento de fuga posterior.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Un comentario sobre “Franz Von Werra se fuga de Grizedale Hall

  • el mayo 16, 2016 a las 3:55 pm
    Permalink

    Pero..al final Von Werra logra escapar de Canada por Estados Unidos..llega a N.York es agasajado por la prensa sensacionalista y su Embajada!!..quienes consiguen pasarlo a Mexico y de ahí a Alemania, donde comenta su fuga y las tecnicas de interrogación británicas..para ser utilizadas a su vez por la Luftwaffe!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: