Serie rompiendo mitos (1): La leyenda del dedo de Stalin

Una leyenda atribuye al dedo de Stalin el hecho que la ciudad finlandesa de Enso se incorporase a Rusia tras la Guerra de Invierno

El 13 de marzo de 1940 se firma en Moscú el armisticio entre Rusia y Finlandia que da por finalizada la Guerra de Invierno. Las conversaciones que dan como fruto este pacto tuvieron como escollo principal la delimitación de la nueva frontera, en la que Rusia quería anexionar la ciudad finlandesa de Enso a su territorio y Finlandia se negaba a esta cesión. Una leyenda sin fundamento explica que en un momento de la negociación, Stalin puso su dedo índice en el punto donde se encontraba la ciudad sobre el  mapa y parecía que aceptaba las peticiones de los Finlandeses.

Iósif Stalin

Llegados a este punto, los cartógrafos empezaron a trazar la nueva línea de la frontera, aunque al llegar al dedo de Stalin no tuvieron valor para apartarlo y lo rodearon con la linea y así fue como La ciudad de Enso se convirtió en Svetogorosk. Al parecer no es la primera vez que esta leyenda sale a la luz y lo más seguro es que esté basada en una historia que se explica sobre el Zar Nicolás I y la conexión por ferrocarril entre las ciudades de San Petesburgo y Moscú. Se trata de una historia recurrente que se ha utilizado en diversas épocas históricas, por lo que entraría dentro de la categoría de los mitos.

Fuente de la fotografía: es.wikipedia.org

Fuentes del texto: bigthinkquora

Siguiente anécdota Rompiendo mitos

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: