La corbata de Hale

Uno de los episodios que sucedieron durante la Batalla de las Ardenas fue la liberación de Bastogne (precisamente allí se dio el famoso episodio del General Anthony McAuliffe cuando fue rodeado por tropas alemanas y le pidieron su rendición). Tras fuertes enfrentamientos entre tropas norteamericanas y alemanas, los soldados aliados logran el control de la zona y repelen la última ofensiva del Tercer Reich. El 15 de enero de 1945, el sargento Earl Hale y el soldado de primera clase Joseph D. Liebgott (de la Easy Company – Band of Brothers) son de los primeros en entrar en la localidad de Rachamps. Mientras van patrullando, entran en un granero y se encuentran con 6 soldados de las SS a los que detienen. Hale se encuentra junto a la puerta y les dice que si intentan matarlos o escapar, abrirá fuego. En aquel momento, se produce una explosión fuera del granero y un trozo de metralla le alcanza y lo derriba al suelo. Uno de los oficiales aprovecha el momento para sacar un cuchillo de su bota y le produce un corte profundo en el cuello. Aunque no logra alcanzar ninguna arteria ni vena principal, el esófago resulta afectado. Liebgott abre fuego contra los alemanes para defenderse y controla la situación.

El sargento Earl Hale

Fuente de la fotografía: flickr.com

Le es suministrada una primera cura de emergencia con polvos de sulfamida y es evacuado a un hospital de Luxemburgo, en donde un médico le sutura el esófago. Debido a esta herida, se le proporciona un certificado que lo exonera de utilizar corbata en su uniforme. Aquel papel oficial le salvó en un par de ocasiones ya que en un encuentro que tuvo en el General Patton, éste le recriminó no llevar la corbata, ante lo que Hale le enseñó el certificado y Patton tuvo que claudicar sin sancionarle. Más tarde cuando le fue concedida la Estrella de Bronce por el General Eisenhower, Ike quiso saber porqué no llevaba corbata, y Hale se lo explicó. Eisenhower sonrió y dijo que el Sargento Hale era el único hombre en todo el teatro de operaciones europeo que estaba rebajado de utilizar la corbata.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: