La cantimplora de Ernst Grechza

Ernst Grechza se emborrachó durante la toma de Eben-Emael

Durante la Operación Granito, la cual finalizó con la toma del fuerte Eben-Emael en Bélgica, el soldado Ernst Grechza se subió a horcajadas encima de uno de los cañones de 120 mm, mientras los defensores belgas lo hacían girar. Momentos antes de subir a los planeadores que los llevaban a la misión, decidió llenar su cantimplora con ron en vez de agua por lo que estaba borracho. Sobrevivió a la toma de la fortaleza y posteriormente falleció en Creta en 1941.

El soldado Ernst Grechza

la photographie Source: wehrmacht-awards.com

sources de texte: The silent attack”, Oscar Gonzalez,Thomas Steinke,Ian Tannahill, Pen & Sword History

Facebooktwittermail

Laisser un commentaire

Votre adresse email ne sera pas publiée. les champs requis sont indiqués *

16 − treize =

Ce site utilise Akismet pour réduire le spam. Découvrez comment vos données de commentaire est traité.