La cantimplora de Ernst Grechza

Ernst Grechza se emborrachó durante la toma de Eben-Emael

Durante la Operación Granito, la cual finalizó con la toma del fuerte Eben-Emael en Bélgica, el soldado Ernst Grechza se subió a horcajadas encima de uno de los cañones de 120 mm, mientras los defensores belgas lo hacían girar. Momentos antes de subir a los planeadores que los llevaban a la misión, decidió llenar su cantimplora con ron en vez de agua por lo que estaba borracho. Sobrevivió a la toma de la fortaleza y posteriormente falleció en Creta en 1941.

El soldado Ernst Grechza

Fuente de la fotografía: wehrmacht-awards.com

Fuentes del texto: “The silent attack”, Oscar Gonzalez,Thomas Steinke,Ian Tannahill, Pen & Sword History

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: