Göring, el Lancaster y el Sr. Meier

Hermann Göring, Comandante en jefe de la Luftwaffe, dijo unas palabras de las que más adelante se arrepintió

Hermann Göring fue el comandante supremo de la Luftwaffe. En septiembre de 1939 pronunció un discurso a miembros de la Luftwaffe, en el que dijo una frase de la cual más tarde se arrepentiría «Ningún bombardero enemigo puede alcanzar el Ruhr. Si sólo uno alcanza el Ruhr, no me llamo Göring. Podréis llamarme Meier». El apellido Meier era bastante común en Alemania y tenía ascendencia de origen judío. Tan seguro estaba de la hegemonía de la aviación alemana que utilizó de forma despectiva esta afirmación en primera persona. Posteriormente, cuando los bombardeos aliados azotaban las ciudades alemanas, a las sirenas de aviso para entrar en los refugios antiaéreos se las conocía como las «Trompetas de Meier», y al propio Göring como «Sr. Meier».

Precisamente, un bombardero Británico Lancaster, lleva escrito en su fuselaje la frase de Göring. Podemos contemplar este aparato en el museo de la RAF en Londres.

Lancaster con la frase de Göring pintada en su fuselaje

Fuente de la Fotografía: rcalad3.com

Fuentes del texto: sos.wa.govwikiquote

El 8 de febrero 2016 narramos un resumen de esta anécdota en el programa Tarda de Radio, en el que colaboramos asiduamente. Podéis escucharla accediendo a este enlace.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.