Fuga de Colditz (7): Mairesse Lebrun y el tren

Un oficial fracés intenta una fuga rocambolesca en la que le falla un billete de 100 marcos fuera de circulación

El oficial francés Mairesse Lebrun se encuentra recluido en el Castillo de Colditz y diseña su plan de fuga. Para ello, un amigo suyo le hizo llegar un traje civil de color franela. La caracterización era tan buena que incluso había conseguido un monóculo que le daba un porte más distinguido. Con este disfraz no tuvo problemas para franquear la puerta y dirigirse hacia la estación de tren, en donde pidió un billete. Hasta ese momento todo iba bien, pero tuvo un pequeño fallo: El billete de 100 Marcos con el que pagó su ticket estaba fuera de circulación por lo que el taquillero sospechó de él. El jefe de estación se pone en contacto con el comandante del campo quien le dice que en el último recuento no se ha notado la falta de ningún prisionero (era corriente que los compañeros suplieran al fugado o que se utilizaran 2 cabezas de yeso confeccionadas a tal efecto). Mientras desde la estación de tren hablan con Colditz Lebrun intenta fugarse saltando por una ventana, cayendo sobre una anciana que empieza a gritar pidiendo socorro. El personal de la estación, alertado por el ruido, acaba apresándolo y es conducido de nuevo a Colditz, en donde es llevado a una celda de aislamiento. Más adelante, logró su propósito en otro intento ayudado por varios compañeros.

Grupo de oficiales franceses en Colditz

Fuente de la fotografía: mikekemble.com

Fuentes del texto:

“The Colditz Myth”, S.P. Mackenzie, Oxford University Press

“Colditz: The Full Story”, P.R. Reid, Zenith Press

Colditz: The Great Escapes”,  Ron Baybutt, Little Brown & Co

pbs.orgcs.mcgill.ca

Anécdota anterior Fugas de Colditz           Siguiente anécdota Fugas de Colditz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: