Fuga de Colditz (6): Douglas Bader lo intenta

El piloto británico Douglas Bader intentó fugarse del Castillo de Colditz tras haberse negado a “prometer por su honor” que no lo intentaría

Douglas Bader, As de la aviación de la RAF, era un piloto que había perdido las dos piernas en un accidente y utilizaba prótesis ortopédicas. En el mes de agosto de 1941 es derribado en territorio francés y es hecho prisionero, perdiendo sus prótesis en la maniobra de salto. Adolf Galland intercede por él y logra que le sean enviadas unas prótesis desde Inglaterra (Operación Leg). Con todo y con esto, no renuncia a fugarse en varias ocasiones, por lo que finalmente fue recluido en el Castillo de Colditz. Galland conversó varias veces con Douglas, el cual, a modo de cortesía, le dijo que ahora que tenía sus piernas aprovecharía para intentar huir tantas veces como le fuera posible. Galland le replicó también de forma muy cortés, que si lo intentaba le serían retiradas. Finalmente, le tuvieron que confiscar las prótesis ante sus constantes intentos de fuga y su negativa a “Prometer por su honor no volver a intentar fugarse”.

Douglas Bader (en el centro) junto a otros prisioneros en Colditz

Fuente de la fotografía: pegasusarchive.org

Fuentes del texto: 

“The Colditz Myth”, S.P. Mackenzie, Oxford University Press

“Colditz: The Full Story”, P.R. Reid, Zenith Press

Colditz: The Great Escapes”,  Ron Baybutt, Little Brown & Co

pbs.orgcs.mcgill.ca

 Anécdota anterior Fugas de Colditz            Siguiente anécdota Fugas de Colditz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: