Fuga de Colditz (4): Cuerda de Sábanas

Dos oficiales polacos intentan escaparse de Colditz utilizando una cuerda hecha con sábanas

El día 12 de mayo de 1941, se registró otro intento de fuga en el Castillo de Colditz. Esta vez, los reclusos que lo intentaban eran los oficiales del ejército polaco Miki Surmanowicz y Mietek Chmiel. El plan consistía en bajar haciendo rappel por un muro de 36 m. de altura. Durante un tiempo, los dos oficiales estuvieron estudiando cuál era el mejor sitio de todo el Castillo para iniciar la fuga, y llegaron a la conclusión que eran las celdas de aislamiento, por estar en una zona poco frecuentada y por tener pocas visitas de la guardia. Así pues, una vez preparado el plan, hicieron cuanto estuvo en sus manos para ser alojados en esas celdas. Una vez dentro, fuerzan las cerraduras y se encaminan hacia el patio desde donde suben hasta una cornisa. Ya en esa posición, saltan al techo de la caseta del centinela y acceden a una ventana abierta situada en la muralla exterior. Vuelven a utilizar la cuerda de sábanas y descienden hasta el suelo, donde son sorprendidos por un guardia.

Cuerda utilizada en el intento de fuga de Colditz

Fuente de la fotografía: www.pbs.org

Fuentes del texto: 

“The Colditz Myth”, S.P. Mackenzie, Oxford University Press

“Colditz: The Full Story”, P.R. Reid, Zenith Press

Colditz: The Great Escapes”,  Ron Baybutt, Little Brown & Co

pbs.orgcs.mcgill.ca

Anécdota anterior Fugas de Colditz             Siguiente anécdota Fugas de Colditz

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: