El inicio de la Batalla de Inglaterra

Poco antes de poner en marcha la Operación León Marino (La conquista alemana de Gran Bretaña), Hitler se da cuenta que el principal escollo al que se tiene que enfrentar para poder implementar su plan con garantías es la RAF (Royal Air Force). La Fuerza Aérea Británica era una grave amenaza para el desembarco de tropas, por lo que previamente era imprescindible dejarla fuera de combate. Para ello deja en manos de Hermann Göring la planificación de esta tarea. Una gran cantidad de bombarderos y cazas son desplazados hasta la costa francesa para atacar sistemáticamente a aeródromos, fábricas de aviones y componentes, estaciones de radar y objetivos estratégicos de primer orden. Todos estos ataques eran repelidos por pilotos de la RAF que se enfrentaban en los cielos ingleses en la que se ha llamado la Batalla de Inglaterra. El 10 de julio se produce el primer encuentro entre las dos fuerzas aéreas: Aquel miércoles el tiempo era bastante desapacible. Habían nubes gruesas y la lluvia caía sobre Inglaterra. Sobre las 7:30h una estación de radar situada en West Beckham tiene frente a su pantalla un punto sin identificar y le pasan aviso al escuadrón 66 con base en Coltishall para que envíen una patrulla. Nada más despegar, Charles Cooke, el piloto que lidera el grupo, asciende hasta 10.000 pies dejando atrás las nubes densas y entrando en cielo abierto, con un sol deslumbrante.

Spitfire junto a un Dornier DO17

Fuente de la fotografía: spitfiresite.com

Tras dirigirse hacia el vector que les ha sido comunicado, sobre las 8:15h se encuentran con un bombardero alemán Dornier Do-17 solitario perteneciente al Kampfgeschwader 3 (KG3), que se encontraba en misión de reconocimiento. Los Spitfires inician el ataque contra el bombardero, y el Oberleutnant Bott, piloto del Dornier que había despegado desde Amberes empieza a maniobrar la aeronave para darle una buena posición de tiro a sus artilleros. Tras unas cuantas maniobras, uno de los Spitfire logra colocarse debajo del Dornier y dispara sus ametralladoras, matando a Bott y su segundo, el teniente Schroeder. El avión sin control cae al mar entre las localidades de Yarmouth y Harwich falleciendo el resto de la tripulación. Al cabo de un par de horas, los pilotos C.A.Cooke, J.A.P.Studd y F.N.Robertson tomaron tierra en su base celebrando este derribo. Oficialmente la batalla de Inglaterra había comenzado.

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: