El destructor USS O’Bannon utiliza patatas contra submarino japonés

El USS O’Bannon era un destructor americano que mantuvo un encuentro bastante curioso con el submarino japonés IJN RO-34 frente a las islas Russell, dos pequeñas islas adscritas a las Islas Salomón, situadas a unos 48 kms de Guadalcanal. Este buque debía su nombre al teniente Presley O’Bannon, el llamado «héroe de Derna», un militar americano del s. XVIII y fue comisionado el 26 de junio de 1942 en Boston, siendo su primer comandante Edwin R. Wilkinson

El 5 de abril de 1943, el USS O’Bannon se encontraba en labores de escolta de un convoy que transportaba víveres hacia Guadalcanal cuando registró un contacto en el radar. Al poner rumbo hacia las coordenadas, vieron al submarino japonés IJN RO-34 navegando en superficie. Los oficiales toman la decisión de chocar contra él para hundirlo, pero mientras se iban acercando, crecieron los temores a que pudiera ser un submarino minador, con lo que la idea de una colisión fue descartada en el último momento. El comandante del USS O’Bannon da la orden de virar en el último momento y se realiza una desesperada maniobra para evitar el encontronazo, momento en el que las dos naves quedan en paralelo.

USS O’Bannon

Fuente de la fotografía: historybyzim.com

La tripulación japonesa no se había percatado del peligro hasta ese instante, ya que parecer ser que estaban tomando el sol en cubierta, y reacciona tarde intentando utilizar su cañón de superficie para atacar al buque americano. Los marinos americanos, desarmados, utilizan lo que tienen a mano para intentar repeler la agresión y recogen patatas que había en unos contenedores, lanzándolas contra los japonenes, quienes creen que son granadas de mano y a su vez se las devuelven o las lanzan al mar, olvidándose por completo de apuntarles con su cañón. Este breve intercambio dura el tiempo suficiente como para que el USS O’ Bannon se aleje y dispare contra el IJN RO-34, tocándolo en la torreta. A su vez, el submarino empieza maniobra de inmersión y desaparece momentáneamente. Al cabo de una hora, el radar vuelve a localizarlo y se inicia su persecución, a la que se une también el destructor USS Strong. Al día siguiente por la mañana, una mancha de aceite atestiguaba que las cargas de profundidad lanzadas por los destructores habían hundido al IJN RO-34 junto a su tripulación. Cuando la noticia llegó a la prensa, la Asociación de Agricultores de la Patata de Maine hizo entrega de una placa en la que mencionaban que les rendían tributo por utilizar sus patatas para hundir un submarino japonés.

Placa entregada al USS O’Bannon

Fuente de la fotografía: historybyzim.com

Esta anécdota la narramos en el programa Stock de Radio, junto a Manolo Garrido

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 15 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.