El Teniente Coronel Sam Hogan llega en última posición

Tras una marcha de 14 horas por territorio enemigo, el Teniente Coronel Sam Hogan llega en último lugar a posiciones amigas

Durante la Batalla de las Ardenas, el Teniente Coronel Sam Hogan estaba al mando de un grupo de 400 hombres del 3 Batallón cuando fueron rodeados en la ciudad de Marcouray (Bélgica) por tropas alemanas. Lejos de rendirse, tal y como les había sido ofrecido (cuando le llegó el ultimátum contestó «si quieren esta ciudad, que vengan a tomarla»), lucharon hasta que finalmente se quedaron sin municiones ni combustible para sus vehículos, por lo que procedieron a destruirlos e intentaron infiltrarse entre las lineas enemigas. Hogan, consciente que con un grupo de 400 hombres era imposible avanzar por territorio enemigo, dio la orden de dividirse en pequeños grupos e iniciar una marcha que duró 14 horas. Se untaron la cara con grasa de tanque para camuflarse mejor en la oscuridad, utilizaron sus brújulas y se guiaron por las estrellas hasta que por fin lograron salir del cerco. Hogan fue el último en llegar y cuando Cuando el General Rose le preguntó el motivo por el cual llegó en aquella posición, éste pensó en varias respuestas heroicas pero finalmente decidió decir la verdad y contestó con un lacónico «Me duelen los pies».

Coronel Sam Hogan

Fuente de la fotografía: www.3ad.org

Fuentes del texto: battleofthebulgememories3ad.org

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: