Eisenhower pierde dos motores en Casablanca

Entre los días 14 al 26 de enero de 1943 se celebra en el hotel Anfa de la ciudad de Casablanca una conferencia entre los máximos dignatarios de los países aliados. Es un encuentro secreto del que salen acuerdos como la invasión de Sicilia, el aumento de los envíos de material a la Unión Soviética y la determinación de no abandonar la lucha hasta la rendición incondicional de las potencias del eje. Es la llamada Conferencia de Casablanca. Asisten el Presidente Norteamericano Franklin D. Roosevelt, el Primer Ministro Británico Winston Churchill y Charles de Gaulle junto a Henri Giraud como representantes de la Francia Libre. Stalin decide no asistir y se queda en Rusia, inmersa en su batalla contra el Ejército Alemán. Otro personaje que estuvo a punto de no asistir (aunque por un motivo diferente) fue el General Dwight Eisenhower:  El B-17 que lo trasladaba desde la ciudad de Argel hasta Casablanca tiene un fallo en dos de sus motores. Cuando quedan 50km para llegar a su destino, el piloto que está a los mandos ordena abrir las compuertas que se utilizan para lanzar los proyectiles y les dice a todos los pasajeros que se coloquen su paracaídas y estén preparados por si tienen que realizar un salto. Las bajas temperaturas que estaba sufriendo no le estaban haciendo un favor, puesto que hacía poco más de un mes que había tenido que guardar 4 días de cama debido a una fuerte gripe agravada por el consumo de tabaco. Finalmente, el accidentado viaje llegó a su destino y IKE pudo asistir a la misma.

Giraud, Roosevelt, De Gaulle y Churchill en la conferencia de Casablanca

Fuente de la fotografía: placedesusa.com

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 20 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.