Ases de la aviación (16): Hans-Ulrich Rudel se escapa

El piloto alemán Hans Rudel logra escapar de las tropas rusas tras haber sido herido en el hombro de un disparo

El día 20 de marzo de 1944, el As de la Luftwaffe Hans Ulrich Rudel sale en misión para atacar un puente que los rusos están construyendo sobre el río Dniester. La escuadrilla alemana es interceptada por aviones soviéticos y aunque logran destruir el puente, uno de ellos es alcanzado y realiza un aterrizaje de emergencia en territorio enemigo. Rudel se percata de esta maniobra y ordena a un segundo Stuka pilotado por el Teniente Fischer que le acompañe para cubrirle mientras  intentan una misión de rescate. Localizado el aparato, Rudel aterriza y sin parar el motor hace subir a la tripulación abatida, con tal mala fortuna que su avión no puede elevarse debido a que el suelo está lleno de barro. Cuanto más intenta despegar, más se hunde su Stuka. Un grueso de tropas soviéticas aparece en la zona y Rudel ordena abandonar el aparato y correr en dirección al río. Cuando llevan un buen rato corriendo llegan hasta un barranco de 40 metros,  que los separa del río. Se dejan caer entre los arbustos que sobresalen de sus paredes y logran llegar abajo sin más daño que la ropa desgarrada y roces en la piel. El río tiene un ancho de 600 m. y el agua está a unos 3-4 ºC, aunque la idea de ser capturados les produce más temor que adentrarse en sus aguas, por lo que inician la travesía. Finalmente logran cruzarlo Rudel y la tripulación rescatada. Cuando le quedaban 80 metros para llegar a la orilla, el compañero de Rudel, el sargento Erwin Henschel no tiene más fuerzas y se ahoga. Aunque Rudel se lanza al agua no puede ayudarlo. Siguen su marcha y al cabo de unas horas son interceptados por una patrulla soviética, a la cual Rudel confunde con soldados rumanos. Inicia la huida siendo herido por un disparo de pistola en el hombro. Tras un día y medio de peripecias logra alcanzar las líneas alemanas, donde sin restablecerse por completo de sus heridas, sigue pilotando y participando en misiones.

Hans Rudel

Fuente de la fotografía: www.luftwaffe.cz

Fuentes del texto: donhollwaypilotenbunker.de

 Anécdota anterior Ases de la aviación      Siguiente anécdota Ases de la aviación

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: