Ases de la aviación (3) : Adolf Galland visita a Hans-Joachim Marseille

Hans-Joachim Marseille tenía una personalidad bastante peculiar que queda bastante patente en esta anécdota recogida por Adolf Galland en una entrevista

En el año 1942, el as de la aviación alemana Adolf Galland, visita a otra leyenda de la Luftwaffe, Hans-Joachim Marseille en su base de África del Norte. Este es el relato del encuentro entre ellos, narrado por Galland:

«Poco después que me nombraron general de los cazas hice una visita a la JG-27 en Africa del Norte, cuyo comandante era Eduard Neumann. Marseille era uno de los jefes de escuadrilla.

El aeródromo estaba ubicado sobre una colina y la escuadrilla alojábase en un pequeño valle, no lejos de allí. Cuando nos acercábamos en un jeep al lugar donde acampaba la escuadrilla de Marseille, empezamos a ver pequeños letreros clavados en los árboles o colgados de arbustos, que señalaban el camino hacia «la mejor escuadrilla de cazas del mundo». Eran todos humorísticos o semihumorísticos, pero revelaban la alta moral de la unidad de Marseille.

El me saludó con gracia y entusiasmo y poco después sentí todo el impacto de su simpatía y reconocí su natural inclinación al liderazgo. Hablamos hasta bien entrada la noche. Le dije que necesitaba cumplir con una vital función corporal antes de tomar una última copa e irme a dormir.

Marseille sacó inmediatamente una pequeña pala y dijo: – Camine sesenta pasos directamente desde la tienda, después gire y haga veinte pasos más, y use la pala, señor. Seguí obedeciendo sus instrucciones.

A la mañana siguiente, al despertarme, salí de mi tienda para usar nuevamente la pala. Quedé atónito al encontrarme con que ahora el camino estaba indicado por letreros. Un último letrero tenía una gran flecha apuntada hacia abajo y decía: «en este lugar, el 22 de septiembre de 1942, el general del arma de caza satisfizo una necesidad natural».

Hans Joachim Marseille

Fuente de la fotografía: Wikipedia.org

Fuentes del texto: desarrolloydefensa

Anécdota anterior Ases de la aviación            Siguiente anécdota Ases de la aviación

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.