Bazna cobra por sus servicios

Elyesa Bazna fue un espía que trabajó para los servicios secretos alemanes y que cobró grandes cantidades de dinero falso

“Cicerón”, cuyo verdadero nombre era Elyesa Bazna, fue uno de los espías nazis más famosos de la Segunda Guerra Mundial. Actuaba en la embajada Británica de Turquía, en Ankara, donde ejercía de hombre de confianza del embajador Sir Hughe Knatchbull-Hugessen. Había logrado hacer una copia de la llave de la caja fuerte donde se guardaba la información más reservada, como planes de ataque, resultado de reuniones, etc. Desde octubre de 1943 a abril de 1944, Cicerón pasó a los servicios de inteligencia alemanes numerosa información confidencial, para lo que cobraba una ingente cantidad de dinero. Se calcula que llegó a obtener 300000 libras esterlinas, lo cual era una fortuna, y a la vez un gran problema, puesto que la economía alemana debía desembolsar grandes cantidades de dinero y tenía otras prioridades. Para ello, encontraron una solución muy práctica que consistió en pagarle con moneda falsa.

Elyesa Bazna

Fuente de la fotografía: balkanforum.info

 Fuentes del texto:  warfarehistorynetwork exordio

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: