Excremento de camello

El zoológico de Londres suministró excremento de camello al SOE para fabricar un artefacto con el mismo aspecto

Los hombres siempre hemos sido animales supersticiosos. Tenemos múltiples ejemplos de esto, desde no querer pasar por debajo de una escalera apoyada contra una pared a creer que si un gato negro se cruza por delante de nuestro camino nos traerá mala suerte. Algo parecido les pasaba a los conductores de tanques pertenecientes al Afrikakorps. En un intento de atraer la buena suerte, creían que si pisaban excremento de camello con sus vehículos, la podrían tener de su parte. Los ingleses, sabedores de este hecho, camuflaban explosivos entre las deposiciones e incluso fabricaron artefactos dándole dicha forma. El modelo para el artefacto lo sacaron del zoo de Londres, que suministró estiércol de camello para utilizarlo como muestra para realizar la bomba lo más parecida posible al original.

Tropas en el Norte de Africa

Fuente de la fotografía: http://ayay.co.uk

Fuente del texto: paulletters

Facebooktwittergoogle_plusmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 9 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: